Trabajo del producto (La rueda inteligente)
Trabajo del producto (La rueda inteligente)
Las sólidas conquistas de Mar Raventós, directora de Codorníu (2º Trabajo)
Porque estas líneas aéreas vuelan tan barato (2º Trabajo)
Línea directa (2ºtrabajo)
Adolfo Dominguez (Tercer Trabajo)
El pelotazo de movilisto (Tercer Trabajo)
Claves de Carrefour (Tercer Trabajo)
Trabajo de ingles (noticia original).
Trabajo de inglés (comentario)
Trabajo del producto (La rueda inteligente)
LA RUEDA INTELIGENTE
El producto que queremos sacar al mercado, después de una ardua tarea de investigación, se trata de algo inusual hasta ahora en el mundo del automóvil, ya que el lanzamiento de esta innovación tiene la finalidad, de evitar el mayor numero de accidentes, así como el reducir los siniestros en un 35 % incluso pudiendo llegar a un 50 % menos en accidentes de trafico.


Se trata de una serie de dispositivos y sensores que se adaptan e introducen en las ruedas de los automóviles, aunque hay que matizar, en las ruedas con cámara los sensores se acoplaran dentro de la cámara mientras que si hablamos de ruedas sin cámara lo adaptaremos en las llantas del mismo automóvil, con independencia de si las ruedas son radiales o diagonales, así como los frenos que da igual que sean de disco o de tambor ya que la finalidad de la innovación es la de evitar accidentes de trafico que a continuación expondremos.


Ante un viaje o la circulación normal del automóvil, pondremos en marcha el dispositivo mediante un botón en el salpicadero que se acciona de forma manual, una vez que comencemos a circular, los sensores de forma automática permanecen en alerta hasta que nosotros mismos, los usuarios, lo desconecten de nuevo de forma manual. La función, el fin y la instalación la expondremos a continuación.


La función y el fin de este tipo de ruedas un tanto especial consiste en que se eviten accidentes en un porcentaje considerablemente bueno, ante cualquier irregularidad ya sea del terreno, del propio conductor o simplemente de los usuarios totalmente ajenos a nosotros, porque el tiempo de reacción ante un accidente de trafico o cualquier obstáculo es de medio segundo y un segundo (0,5 seg y 1 seg) mientras que con las ruedas inteligentes este margen pasa a ser de 0,3 segundos. La instalación es sencilla a la par que compleja, ya que se trata de un enlace entre los sensores y el propio pedal de freno de servicio o de pie. Si en el tiempo de reacción normal fuera posible el accidente aunque frenásemos, es cuando entrarían en función los sensores y de una manera paulatina pero drástica se adelantaría a ese tiempo de reacción accionado el freno automáticamente en 0,3 segundos, resaltar que dicho dispositivo se pondría solamente en las ruedas donde el motor recibiese la fuerza ya sean motrices o directrices, aunque cabe la posibilidad de que se puedan poner en las cuatro ruedas siempre que el vehículo sea de tracción total o vehículos voluminosos como camiones o autobuses de viajeros.


Comentar que el hecho de instalar este tipo de ruedas no quiere decir que se eviten los accidentes en un 100 %, es decir que se puede llevar la instalación y tener siniestro igual pero no en la misma medida, ya que el golpe será menor porque el tiempo de reacción también será menor, pero lo que si se puede garantizar que los siniestros o accidentes se rebajaran entre un 35 % y un 50 %.


Después de una serie de investigaciones, pruebas, operaciones físicas y matemáticas,… podemos decir que el tiempo de reacción ha pasado de ser de medio a un segundo en condiciones normales a ser de 0,3 segundos, gracias sin duda alguna, a las ruedas inteligentes. Comentar que no solo son especiales los sensores y dispositivos anclados a las ruedas o llantas, sino que las ruedas están hechas de caucho recubierto con fibra de carbono para ayudar a las frenadas y que las ruedas se adhieran en un 100 % al asfalto, es un plus para asegurar aún más esas frenadas en casos de accidentes.


Continuando la exposición, el coste de las ruedas será evidentemente más elevado que las ruedas tradicionales, destacar que dicha instalación solo se podrá hacer a los vehículos de última matriculación, ya que en coches viejos, de 10 o más años de antigüedad, la instalación y los efectos que pueden originar no son los más adecuados. Respecto al precio decir que cada rueda costara aproximadamente entre 400 y 750 euros, para los automóviles tradicionales. Marcas como Michelin y Brigestone quiere hacer llevar esta instalación a la formula uno, siempre y cuando los resultados sean positivos.


Una vez expuesto la innovación que queremos sacar al mercado, procederemos hablar de la distribución comercial que nuestra empresa va a llevar a cabo para hacer llegar el producto a nuestros clientes y consumidores.


Lo ideal en un mercado sería una competencia perfecta pero en nuestro caso sabiendo el producto que vamos a sacar al mercado lo patentaremos como producto único y exclusivo originando así un monopolio en los que los únicos oferentes seremos nosotros mismos. Para conseguir que nuestro producto se distribuya de forma correcta es necesario una operación cuya importancia es equiparable a la del establecimiento de estrategias de marketing, desarrollo de nuestro producto, eficacia en la fabricación de nuestras ruedas así como la planificación financiera. Para conseguir todo esto es necesario basarse en una serie de aspectos:


-El número, naturaleza y localización de los posibles consumidores del producto
-Red de distribución del producto, sus operaciones y consumición.
-Estrategias, puntos débiles y puntos fuertes.


Respecto a los posibles consumidores decir que estará al alcance de todo aquel que lo quiera consumir, sin atender a un tipo de consumidor concreto.


Los puntos de venta serán en establecimientos exclusivos ya que el producto que sacamos a la venta por sus características y sus funciones también es exclusivo, aunque no por eso debe de ir dirigido a un público determinado en este caso ya que con este invento se trata de salvar todo tipo de vidas humanas. En cuanto al precio como hemos citado anteriormente rondara entre los 400 y 750 euros de ahí que nosotros como fabricantes seleccionemos un número reducido de establecimientos de venta al cliente. Destacar como una pequeña nota, que el precio del mismo variara dependiendo de la aceptación que tenga con nuestros clientes, aunque nuestra filosofía es la de bajar un poco más el precio, para que la aceptación sea mayor.


Siguiendo con los puntos de venta, una vez que se ha decidido que canales de distribución van a emplearse, examinaremos otros aspectos de las relaciones como el tipo de atención que debe prestarse a las necesidades prácticas del sector comercial, es decir, servicio, asistencia… y por otro lado la medida en que el esfuerzo de promoción activa de las ventas de los distribuidores es necesario y económico.


Una vez que hemos decidido canalizar nuestras ventas a través de los mayoristas y no realizar ninguna directamente a los establecimientos donde nuestras ruedas van a salir a la venta, lo que vamos a hacer después de un plan de investigación, es centrar todos nuestros esfuerzos de marketing en esos establecimientos con campañas publicitarias lanzadas a través de prensa especializada para poder lograr así una mayor demanda de los consumidores.


En cuanto a nuestros intermediarios en este caso mayoristas, lo que nuestra empresa va a llevar a cabo es que tendrán las puertas de la misma abiertas desde las 6 de la mañana y que a partir de entonces podrán llevar sus camiones a recoger lo que necesiten. Por lo general esperamos que los pedidos que se nos hagan, sean por anticipado, de ahí “nuestras puertas abiertas” de manera que estarán dispuestos en el momento de la recogida de nuestro producto, pero aún así, si algún mayorista viene a comprar sin previo aviso les atenderemos con la misma efectividad pudiéndose llevar el producto cuando lo necesite. Con todo esto, además de dar fluidez y flexibilidad a la empresa, queremos llevar a cabo un sistema de descuento anual de ventas de modo que los principales mayoristas obtengan los mayores beneficios y puedan ofrecer precios más competitivos saliendo beneficiados ellos mismos y como no nuestra propia empresa.


Como hemos citado antes, el precio con el que queremos sacar nuestra innovación al mercado está entre 400 y 750 euros, decir que este es unos de los aspectos que más nos preocupan porque es el factor que mayor consideración necesita ya que no deseamos que el precio supere los niveles en un principio previstos para así mantener la competitividad de nuestro producto, aunque evidentemente tratándose de la competitividad de nuestro producto será nula ya que tenemos el control exclusivo de dicha producción. Para zanjar el tema del precio respecto a nuestras ruedas inteligentes, decir que dicho precio va en relación al producto y a la función que sacaremos al mercado, por eso al tratarse de un producto exclusivo su precio es un poco más elevado que el resto de ruedas tradicionales, aunque cabe destacar que la función no es la misma ya que en nuestra innovación la función es la de reducir el tiempo de reacción en 0.3 segundos además de que nuestras ruedas están hechas de un producto especial como hemos citado con anterioridad.


La comunicación que utilizaremos para dar a conocer “las ruedas inteligentes”, será mediante medios especializados, en nuestro caso nuestros medios de comunicación van a ser la televisión a través de los anuncios y las revistas de los consumidores, donde utilizaremos una publicidad agresiva y un tanto exclusiva a la hora de dar a conocer las ruedas.


Para dar a conocer nuestro producto en lugar de mantener en departamentos las promociones dirigidas al consumidor y dirigidas al comercio, lo que haremos será un pequeño desafío, un riesgo. Será averiguar hasta que punto pueden combinarse ambos objetivos. Cualquier cosa que motive al consumidor a comprar más constituye una forma directa de estímulo a la distribución, y todo lo que induzca a ésta a apoyar con mayor decisión el producto redundará en un incremento de las ventas a los consumidores. Lo que queremos hacer con todo esto es que mediante una planificación conjunta y minuciosa cabe la posibilidad de armonizar ambos objetivos y confeccionar un solo presupuesto conjunto.
imagen
Por otra parte hay que tener en cuenta una serie de factores que pueden afectar a nuestra distribución, por ejemplo tenemos que atender los posibles cambios que afectan a los consumidores, nuestra mayor amenaza es la del precio ya que a lo mejor no es del todo aceptada por los clientes por su “elevado” precio, en comparación con las ruedas actuales, por eso a la hora de comunicar queremos recalcar ante todo la función de la rueda, para que los consumidores asocien nuestro producto con la palabra “salvar” o con el significado “vida”.

El principal objetivo que queremos llevar a cabo con este tipo de productos es el de rebajar aunque no en su totalidad los accidentes de tráfico ya que los objetivos son previsiones de los resultados pretendidos en tanto que las previsiones solo intentan determinar la probabilidad de los acontecimientos. En teoría, ambos deben coincidir, pero otra de las amenazas además de las del precio que no sea aceptado del todo por nuestros clientes es la de que no se alcancen los objetivos iniciales.


Sabiendo que hoy por hoy no hay ningunas ruedas en el mercado con estas características, no encontraremos en una fase, que se denomina ciclo de vida del producto llamada introducción, de ahí que nos encontremos con una demanda primaria en la que no existen apenas competidores. Nuestra empresa espera que el ciclo de vida de nuestro producto sea indefinido, es decir, que dure lo máximo posible.


Nosotros nos “adelantamos” a las posibles formas de comercialización ya que aunque faltan meses para dicha comercialización o para que nuestro producto salga al mercado tenemos pagina web y disponemos de comercio electrónico como es internet para facilitar en la medida de lo posible todo lo que nuestros usuarios quieran demandar a cada momento, ya sea precio de la rueda, cual es su función, en que establecimiento pueden encontrarlo,…


Por ultimo comentar que respecto a la relación que se mantiene con los distribuidores es buena y fluida hasta tal punto, que se llega a discutir y se negocian condiciones de comercialización del producto, sobre todo las referidas al precio. Nosotros tenemos firmado un contrato con nuestros distribuidores de tal forma que si se llega a una serie de objetivos nuestra empresa les incentiva con una serie de regalos ya sean materiales o económicos, de ahí que la cooperación entre ambas figuras sea buena.


Nuestra empresa para facilitar que nuestro producto llegue a los establecimientos determinados así como los consumidores que desean adquirirlo incentivará de una manera determinada a nuestros propios intermediarios (mayoristas, minoristas, etc.) para que la satisfacción del consumidor sea plena. Dichos incentivos serán que alcanzados ciertos objetivos la empresa gratificará con premios, regalos o proponer a dichos trabajadores como empleados del mes… Supondrá que en nuestra compañía se mantenga la fluidez, coherencia, filosofía, así como otros aspectos para que no haya ninguna serie de irregularidades.


Destacar que los miembros directivos de la jefatura nacional de tráfico han dado el visto bueno a nuestra innovación y tras años de investigaciones, pruebas, presupuestos, controles … se va a llevar a cabo en un plazo máximo de cinco o seis meses con la finalidad de que con la llegada del nuevo año (2006) el cien por cien de los coches que salgan al mercado tendrán la posibilidad de adquirir además del coche nuestro dispositivo con el fin de evitar una tasa de mortalidad en accidentes de tráfico elevada.


Finalizando nuestro invento, lo que esperamos es que sea aceptado por los consumidores, que se adapte a las necesidades y deseos de los mismos, pero sobre todo que se reduzca en la medida de lo posible accidentes y con ello siniestros que pueden llevar a salvar muchas vidas.
A continuación añadimos una serie de imágenes sobre nuestro producto
imagen
imagen
imagen
imagen
imagen
imagen